fbpx
Cultura

Alcalde de Villavicencio solicitó al ministerio de educación la suspensión de calendario escolar formal

En una carta pública dirigida a María Victoria Ángulo, Ministra de Educación, el alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, solicitó la suspensión del calendario escolar, debido a la dificultad que tiene un número importante de estudiantes para acceder a plataformas digitales.

 

El mandatario sostuvo que el Covid-19 no solamente genera una amenaza en materia de salud pública para el país, sino que desnudó las múltiples desigualdades sociales en Colombia, entre esas las brechas en materia de cobertura y acceso a la tecnología.

El mandatario reconoció el esfuerzo de la cartera por mantener la actividad escolar, pero fue enfático en que, en un país con una cobertura absolutamente limitada, sin recursos tecnológicos suficientes y en la mayoría de casos con una conectividad nula por su ubicación geográfica, la pedagogía y la enseñanza se convierten en una utopía.

El mandatario explicó que un estudio realizado en las 161 sedes educativas en el municipio, evidenció las desigualdades en el acceso a procesos de educación digital, evidenciando que en Villavicencio sólo el 45 % de los centros educativos de básica secundaria cuentan con conectividad y equipos tecnológicos.

“En las comunidades vulnerables sobresalen las quejas porque los hogares no tienen acceso a un computador, mucho menos a internet y en la mayoría de casos con la conectividad nula por su ubicación geográfica”, manifiesta el Alcalde.

En su condición de Alcalde y Vicepresidente de la Asociación Colombiana de Ciudades Capitales (Asocapitales), Felipe Harman realizó la solicitud al Ministerio de Educación, para que este tiempo sea tomado como un espacio de refuerzo escolar, para organizarse y reabrir las jornadas escolares a partir del calendario B desde julio de 2020.

El mandatario asegura que se debe ver la situación como una oportunidad para la creatividad, la pedagogía, el refuerzo escolar, para fortalecer el acompañamiento social del profesor con sus estudiantes, para afincar los valores y virtudes necesarias al proceso de aprendizaje e incluso para caracterizar muy bien el ambiente social y familiar del estudiante y contrastarlos con su proceso de formación, pero no para continuar abriendo espacios de desigualdad en los hogares, puntualizó.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar