Ahito – con muchos gases – muerto