Atorarse en un arma – no saber qué hacer.