Coger un camino con afán – irse a todo correr.