Zona que se limpa para proteger del fuego las cercas, conucos, etc.