Vaca a la que se le ha muerto el becerro que no pare.