Infección intestinal que mata a los recién nacidos.