Vocablo repetido que se usa para calmar un animal.