Se hará la totalidad de pruebas de covid-19 al interior de la cárcel de Villavicencio, principal conclusión del consejo de seguridad

Luego de un trabajo conjunto entre el Gobierno nacional, departamental y local, se acordó acoger la petición del gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, de realizar la totalidad de las pruebas del COVID-19 al interior de la cárcel de Villavicencio.

La prioridad será preservar la vida de los adultos mayores, personas con enfermedades crónicas y de quienes no están contagiados al interior del centro penitenciario; estas muestras se harán a la mayor brevedad.

No saldrán personas de la carcel contagiadas con el virus

Además, se garantiza que no saldrán personas del centro penitenciario que están contagiadas con el virus, todas serán aisladas, pero al interior de la cárcel. Igualmente, se confirmó que la instalación de una carpa medicalizada dotada para atender a esta población.

“Aplaudo las decisiones adoptadas porque el tema de la cárcel de Villavicencio lo debemos tomar con absoluta coordinación y con presencia interinstitucional para atender con prontitud a quienes están allí recluidos, ellos son internos, pero son seres humanos. Vamos a atenderlos con todas las condiciones, al igual que al cuerpo de custodia”, afirmó Zuluaga.

De igual forma, aseguró que solo saldrían las personas que no está contagiadas, es decir solo quienes den negativo al resultado del COVID-19, por eso, presentó la propuesta para que sean trasladas al centro El Yarí. “Queremos enviarle un mensaje de tranquilidad a toda la ciudadanía para que sepan que estamos estableciendo todos los protocolos para atender a las personas contagiadas”.

En el consejo de seguridad extraordinario además de la Gobernación del Meta, participaron los viceministerios del Interior, Justica y Defensa, el Alcalde de Villavicencio, fuerza pública, el Inpec y la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec).